domingo, 22 de abril de 2012

Música que me provoca el ÉXTASIS

Detalle de "El éxtasis de Santa Teresa", Gian Lorenzo Benini. Iglesia de Santa María de la Victoria. Roma.

Primavera. Mis instintos vitales despegan. El tiempo de letargo ha transcurrido entre anhelos, tormentos y absurdos vacíos sentimentales. Por eso, con la llegada del buen tiempo a la costa malagueña, vuelvo a encender la mecha adolescente y un petardo explota en mí. Si con canciones como "Going Back", de Dusty Springfield, despierta en mí un virtuoso y apolíneo éxtasis apenas comienzo a escuchar esos arreglos al piano, o con discos como "Girlstown" aún sigo intentando descubrir los aspectos más oscuros de mi solitaria personalidad, ahora Dionisos se apodera de mi sentido musical, y me hace recuperar ciertos temas que son para mí la expresión de toda mi vitalidad juvenil y adolescente. (yeeeeeahh!!) Y, ¿por qué no? Las razones por las que me vuelvo a interesar por la liberación sexual de décadas atrás. He aquí alguno de los mágicos temas con los que puedo alcanzar un estado de absoluta esquizofrenia!!

THE TAMMYS. "EGYPTIAN SHUMBA"

Con este trío de quinceañeras que quizás no pasen a los anales del rock, me he marcado varios golpes involutarios al entrar en estado de absoluto desenfreno y frenesí. La cancioncita, de 1963, muestra a tres adolescentes en el despegue de su sexualidad juvenil, explotando en los oídos del oyente como un cóctel bien cargadito de ritmo circense, "egyptian style", con una letra de los más absurda que cobra su sentido en esa atmósfera tan petarda, rozando lo punk, que puede llegarse a degustar en el paladar, como si de una miel prohibida se tratase. Los coros, progresivamente, van alcanzando el éxtasis sensorial hasta llegar a parecer auténticos orgasmos animales de sedientas púberes en una sociedad tan repipi y recelosa de los años 60. De hecho, este tema es todo un clásico de culto, y los críticos coinciden en señalar las voces de las jóvenes como "hienas sexuales". ¡Todo gracias al genio de mi adorado Lou Christie!



REPARATA. "SHOES"

Reparata fue la vocalista de un grupo de culto a finales de los 60 que versionaba (de una forma un tanto mediocre la mayoría de las veces) a los grandes girl-groups y bandas de la psicodelia de finales de los 60. En su haber cuentan con una interesante discografía en lo que se refiere a temas propios, sencillos y fresquitos en su mayoría. Este grupo eran las Delrons. Tras la separación de su vocalista y la adopción del nombre Reparata por parte de una de las antiguas coristas, la auténtica "Reparata" volvió para reclamar su autenticidad y, firmando un pequeño contrato discográfico, vuelve a los escenarios junto con sus otras compañeras. Eso sí, totalmente subordinadas a ella, que para eso era la estrella. "Shoes" es el mejor tema de su carrera. TODO UN PELOTAZO en cuanto arreglos. En su empeño por recrear la atmósfera de una boda griega (que parece ser que de eso trata la canción, simplemente de una boda), los arreglistas trabajaron en crear una de las mejores piezas de la psicodelia que se hayan creado jamás, hasta el punto de volverte un jodido adicto a sus inmejorables solos de cuerda, sus coros fantasmales y la voz de una Reparata madura que demuestra no ser una groupie más. Fenomenal. El éxtasis que me provoca esta canción no lo he podido volver a saborear jamás de la misma forma. Es como si todos mis sentidos me hicieran volar quilómetros sobre la tierra, y es que el despegue de progresión que experimentas con el sonido es, en una palabra, BRU-TAL. La canción ha quedado limitada a pequeños círculos de coleccionistas y al deleite de especímenes melómanos como un servidor.



NICKI MINAJ. "ROMAN HOLIDAY"

Declaro Roman Holiday como la canción más Inmundicia Pérez del mundo. Y la causante TODOS mis problemas de identidad y personalidad. ¡Y si es tan divertido tener tales problemas mentales es gracias a esta hilarante y surrealista pieza que hace honor a las grandes paranoias de nuestra cultura tales como "The Phantom of the Paradise", de Brian de Palma o la mismísima "Showgirls"!. Nicki desdobla su identidad en varios alter egos, por un lado, la madre de su Roman, por otro, el mismo Roman. Según lo interpreto, la madre de Roman quiere que su hijo cure su homosexualidad. Y es que al parecer, Roman está poseído por la perra intrusa de Nicki Minaj, causa de su orientación sexual. Y es que tal paranoia no podría llevarse a cabo si no fuera por una canción tan sumamente impactante, rayante y explícita como "Roman Holiday". Su actuación en la gala de los Grammys supuso todo un "WTF?" en medio de una recatada ceremonia llena de homenajes un tanto aburridos al inolvidable genio del country Glenn Campbell. Como siempre, Nicki Minaj causa polémica, esta vez con cierto sentido y complejidad argumental (frente a otras wannabes de Madonna  cuya personalidad bizarra viene dada por los directivos publicitarios de su discográfica). Yo, con este tema, pierdo toda mi sensatez, mi orientación espacial y mi propia identidad. Y es que cuando todos tus alter egos se pelean por salir a la luz a la misma vez, no sabes qué hacer y el resultado acaba por explotarte en la cara. Por cierto "Pink Friday: Roman Reloaded" es un disco que, a medida que voy descubirendo, me supone una de los mejores discos pop que he escuchado, a pesar de las estúpidas críticas que se puede haber llevado... ¿en serio un disco tan complejo como este puede valorarse a partir de una sola escucha? ¡En serio, se necesitan por lo menos 20!

No hay comentarios:

Publicar un comentario