miércoles, 25 de abril de 2012

Desazón, segregación y lealtad. "REACH OUT, I'LL BE THERE" y "EL LARGO CAMINO A CASA"

Imagen de los Four Tops, inicialmente bautizados como "The Four Aims"

Vuelvo aquí por esta noche porque considero de especial necesidad incluir esta canción en mi particular templo de héroes y leyendas. Y es que el sonido Detroit es casi un pecado dejarlo sin mencionar en este blog. Y más aún cuando se trata de una de las canciones más originales y revolucionarias de la historia de la música. "Reach out. I'll be there" es una de las más altas cumbres del sello Motown. Los Four Tops son los portadores vocales de uno de los mejores temas escritos por Holland Dozier-Holland, uno de los fundadores del sello. Esta canción me emociona y me enerva especialmente, su oscura y seductora melodía no podía estar mejor interpretada por Levi Stubbs, aunque de imprescindible importancia son los coros. Vientos melódicos junto a fuertes y estridentes percusiones terminan por orquestar uno de los más exquisitos temas de los 60. Una progresión de sonidos enfatizando un mensaje catastrofista, pero de lo más positivo: "Por muy hondo que toques, siempre me tendrás". Una bestial declaración de principios en tiempos en los que aún se arrastraba el peso de la segregación racial, donde todos aquellos de raza negra les unía un sentimiento de desazón ante una opresora sociedad blanca, pero que, sin embargo, podían contar perfectamente con apoyarse los unos a los otros. Y es que el concepto de lealtad dentro de una comunidad no podría expresarse de mejor forma sin mencionar aquellos cruentos y absurdos tiempos. Eran los sesenta, pero las cosas tenían que cambiar sí o sí. Y es que mi concepto de lealtad es para mí lo más indisoluble y verdadero que pueda existir, más allá de la fidelidad o el compañerismo. La lealtad es la única raza verdadera, la única que perdurará... ¿sinceridad? ¿hipocresía? ¡bah! Conceptos creados para etiquetar los comportamientos de la gente de una manera frívola (si bien un tanto divertida, hace perder mucho el tiempo, e incluso las amistades, si te lo tomas en serio). La lealtad humana es la más noble virtud, por eso procuro siempre estar ahí por muy ausente que parezca. Y pienso estarlo siempre.


Hablando de la lealtad y discriminación racial se me viene a la memoria una película que vi esta Semana Santa en casa, junto a mi familia (en la gloria). "El largo camino a casa" es una cinta dirigida por John Cork en 1990. Ambientada en los años 50 y en el estado de Alabama. A pesar de ser un drama sin pretensiones, la película muestra una magnífica historia de lealtad entre dos mujeres de distinta posición social, y, obviamente, raza. La película es entretenida sin más, pero tiene una de las mejores escenas finales que haya visto nunca. Sissy Spacek, en su estupenda madurez y más adorable que nunca, borda el papel de ama de casa que ayuda a su criada (Whoopi Goldberg, demostrando que es una fantástica actriz dramática) a sobrellevar el boicot que la comunidad negra había decidido hacer al sistema de transporte público por la doblegación de los negros ante los blancos en la vida urbana. Con esta película observé una interesante cuestión: es muy natural acordarnos de todos aquellos negros que se echaron a las calles en aquellos turbios años ante tanto sometimiento, obviamente es una cuestión que nos lleva de cajón. Sin embargo, también es gracias a mujeres como la protagonista de esta cinta (aunque parezca que es sólo ficción y buenas maneras narrativas) por las que las cosas también comenzaron a cambiar. 

Un largo camino por recorrer el de la lucha por los derechos civiles.

La película se sitúa a partir de un acontecimiento histórico importante, a pesar de su aparente cotidianidad: Rosa Park, una mujer negra que trabajaba de modista, ocupa en el autobús un asiento reservado a personas blancas y el conductor del vehículo llama a la policía. La detención de Rosa deja al descubierto a nivel nacional los escasos servicios prestados y las duras leyes contra la gente de color en Alabama. Es por eso que Martin Luther King crea la Montgomery Improvement Associaton, una institución dedicada a la defensa de los derechos civiles. Es esta asociación la que organzia ese boicot hacia los autobuses, que duró un total de 382 días. Durante 382 días los negros mostraron su rechazo ante tal escándalo, prefiriendo ir a pie, como es el caso de Odessa, la protagonista de este pequeño pero brillante largometraje. 

Rosa Park, inolvidable activista de los derechos civiles

Para finalizar, considero de especial interés este cortometraje premiado en festivales como Sundance y Cannes. Vamos, lo que vengo a decir como ¡¡¡¡UNA URGENTE RECOMENDACIÓN!!!!. A partir de la recreación de una de aquellas míticas actuaciones de The Shirelles, la película cuenta, en clave de imágenes contrastadas con la alegría de la actuación, los verdaderos horrores a los que eran sometida la población negra incluso ya en décadas avanzadas del siglo XX. Años de dolor, lucha y sufrimiento. Y todo ello me ha servido para definir el concepto de LEALTAD. Muchas gracias.

martes, 24 de abril de 2012

Canciones redondas: "When you walk in the room". JACKIE DESHANNON



Jackie DeShannon compuso uno de los temas más redondos y espléndidos de la década de los 60. "When you walk in the room" no sólo se queda en una bonita canción de amor más, sino que supone toda una declaración de intenciones. Toda una descripción emocional de las sensaciones que uno siente cuando inexplicablemente su corazón se carga de buenos sentimientos hacia alguien particular. Tiene la sinceridad más poética del country, lo más pegadizo y directo del pop y un sonido rock-and roll de los más adictivo que combina melodías en guitarras eléctricas sobre acordes de guitarras acústicas propias del folk. Todo con irresistibles violines que sacan todo el buen sentimiento de su letra y una percusión que marca un ritmo marcado y rápido. Una fugaz y espectacular obra maestra que tan sólo dura un par de minutos. Un par de minutos para sintetizar una ola de emociones que sólo ocurre con ese enamoramiento adolescente que se consolida en algo más maduro y real. Una de las canciones más perfectas y bonitas de la historia del pop que ha ido ganando reconocimiento con los años. En el vídeo podemos ver toda una recreación de jolgorio y alegría con una Jackie en estado de gracia, muy recatadita en su vestimenta, pero derrochando simpatía y vitalidad (¡¡atentos a su pegadiza forma de bailar!!)


Y es que segundo largo de Jackie DeShannon, grabado en 1964,  (tras consolidarse como una reconocida compositora del pop, el rock, el folk y el country, pese a su corta edad) está lleno de composiciones de gran madurez. "Breaking it up in The Beatles Tour" fue una recopilación de los temas más exitosos que cantó como telonera de los de Liverpool en su primera tourné Americana. Unos padrinos de lujo que la consolidaron a lo largo de toda América como un ídolo juvenil. El disco es irresistible y juvenil. No ha envejecido para nada. En él encontramos una primera versión de la composición de Sonny Bono "Needles and Pins", otra muestra de su inconfundible voz rasgada y expresiva y una declaración de intenciones en cuanto a un sonido cargado de guitarras acústicas con arreglos rítmicos y marcados. O grandes baladas de sencilla y virtuosa ternura como la triste "She don't understand like I do" o la progresiva "Hold Your Head Up".



Las más rock-a-billy pueden venir mezcladas con puro sonido pop girl-group como "Should I Cry", tirando más al soul como "You won't foret me", siendo más puramente rock como "It's love, baby", o simplemente homenajeando a su idolatrado Buddy Holly (mediante la versión del clásico "Oh, boy!" o la decadente "The Prince"), influencia muy interiorizada en toda su música. Para rematar géneros propios de toda la geografía americana, podemos encontrar una bonita versión del espiritual "He's Got The Whole World In His Hands", toda una maravilla de ritmo y alegría (¡¡¡no me imagino empezar un concierto de los Beatles con tales temazos como teloneros!!! ¡¡¡sería ya demasiado!!). El disco puede pecar a veces de lineal, ya que mantiene su marcado ritmo durante prácticamente toda la grabación, sin embargo, no se hace para nada largo y en poco tiempo se puede llegar a disfrutar sin apenas tener percepción del tiempo. Toda una gozada de disco que ha quedado relegado con el paso del tiempo a un segundo plano, pero que aquí, en La Alcahueta, reivindicamos como un disco legendario e imprescindible para entender el nacimiento del pop y del  rock tal y como hoy los conocemos.

Un genio de rubios cabellos y juvenil desparpajo. Disfruten.

lunes, 23 de abril de 2012

Memorias cinéfilas: COAL MINER'S DAUGHTER


No me puede gustar más esta película. Y eso que en la dirección no tiene nada de especial, muy correcta y bien hecha por Michael Apted. Es simplemente una historia de lo más entretenida, la vida de Loretta Lynn, que a los 13 años ya era madre y esposa, allá por el estado de Kentucky. Sus orígenes no podían ser más humildes. Por eso, el llegar a convertirse en una estrella del country de una forma tan natural e imprevisible, no es una historia muy sencilla de contar. En todo momento vemos a Loretta siendo una "esclava" de sus circunstancias. Que si bien de forma voluntaria, en todo momento ese anhelo de libertad y esa apatía y resignación ante el sometimiento (primero, paternal, luego, marital y doméstico, y, por último, aquel generado por la fama y los compromisos profesionales) se ven plasmados de forma genial en la historia, y, en el caso de la propia Loretta, en sus maravillosas canciones. El film está basado en su propia autobiografía, y resultó en su momento una novedad el filmar un biopic de alguien vivo (o si no, preguntadle a Joan Crawford si le hizo gracia el suyo -pongo ese enlace en latino porque me hace más gracia-). Para mí es uno de los grandes genios creativos a la hora de componer brillantes melodías y narrar toda clase de historias muy inspiradas en su vida:

Loretta Lynn – Wildwood Flower



¿Y cómo no hablar de una enorme película sin unas grandes interpretaciones? Aunque Tommy Lee Jones cumple de forma magistral como ese marido tan americano, tan constante, tan detallista y autoritario a la vez, Sissy Spacek se COME TODA LA PELICULA. Sissy es una de mis 4-5 actrices/actores preferidas. Su versatilidad y su carisma arrollan al espectador, conectan con su mundo. Su fragilidad como mujer le dota a su vez de un carácter interpretativo muy a la talla de las grandes actrices del cine clásico. Y su peculiar belleza rojiza que ya nos cautivó en Badlands con aquel anodino personaje adolescente, nos impactó en Carrie con aquella víctima de la sociedad que acaba en la locura total, nos hizo llorar en "Buenas Noches, Madre", con aquel impactante diálogo entre una hija al borde del suicidio y su propia madre, o nos hizo reir en la reciente "Criadas y Señoras" (¡qué gran ejemplo de que en la industria americana hay aún enormes producciones de entretenimiento y reflexión histórica!). En "Quiero Ser Libre" (título en español) SE SALE. Literalmente. ¿Cómo es posible hacer un personaje de 13 años creíble cuando tienes treinta y un años? Dios, Sissy, es que lo bordas. Tu evolución y madurez durante toda la película no sólo encuentra un lazo de parentesco con la propia Loretta (la cual te había escogido, si no me equivoco, para el papel), sino que captas a la perfección el espíritu enjaulado de tu personaje. Un espíritu libre que intenta sentirse a gusto en su entorno, en su hostil entorno. La mímesis entre Sissy y Loretta llega a tal extremo que no distinguimos entre quién es quién. Y las canciones, tan magníficamente interpretadas, por la propia actriz, suponen todo un soundtrack de placentera escucha acompañando a unos poéticos planos de la geografía estadounidense.


Versión para la película de la encantadora Sissy Spacek, del tema más autobiográfico de Loretta. ¡¡En la peli creí que era un play-back!! Pues no.

¡¡Simbiosis PERFECTA!!

Loretta/Sissy triunfando como los Chichos. ¿No es guapísima?

Por otra parte, es interesante ver lo bien que está retratado el mundo del espectáculo cuando todavía estaba en pañales. El mundo del showbussiness comenzó a despegar por esa generación de cantantes, principalmente por el country y el incipiente rock-and-roll. Es por ello que nos podemos encontrar con una adorable Patsy Clane en los mejores momentos de su carrera musical (antes de verse truncada por un accidente de avión) interpretado con gracia y simpatía por Beverly D'Angelo, que encuentra una complicidad perfecta con la protagonista en las pocas escenas en las que aparece. Por último, la sociedad de la América profunda, anclada en las entrañas de la tierra y de los montes Apalaches, también puede contemplarse en su melancólica decadencia y en lo cerrado de su sociedad. Toda una magistral obra de arte que sin más pretensiones cuenta una historia de superación, con un personaje principal que evoluciona de una forma natural y progresiva mientras alcanza las cumbres del estrellato. Esta cinta supone el único y merecido Óscar a su protagonista. Cine sin más pretensiones. A continuación, les dejo con una actuación MÁGICA E IRREPETIBLE de dos de mis ídolos de la cultura americana, que si hay algo de bueno en ella es esa imperturbable inocencia transmitida a través de su folclore:



domingo, 22 de abril de 2012

Música que me provoca el ÉXTASIS

Detalle de "El éxtasis de Santa Teresa", Gian Lorenzo Benini. Iglesia de Santa María de la Victoria. Roma.

Primavera. Mis instintos vitales despegan. El tiempo de letargo ha transcurrido entre anhelos, tormentos y absurdos vacíos sentimentales. Por eso, con la llegada del buen tiempo a la costa malagueña, vuelvo a encender la mecha adolescente y un petardo explota en mí. Si con canciones como "Going Back", de Dusty Springfield, despierta en mí un virtuoso y apolíneo éxtasis apenas comienzo a escuchar esos arreglos al piano, o con discos como "Girlstown" aún sigo intentando descubrir los aspectos más oscuros de mi solitaria personalidad, ahora Dionisos se apodera de mi sentido musical, y me hace recuperar ciertos temas que son para mí la expresión de toda mi vitalidad juvenil y adolescente. (yeeeeeahh!!) Y, ¿por qué no? Las razones por las que me vuelvo a interesar por la liberación sexual de décadas atrás. He aquí alguno de los mágicos temas con los que puedo alcanzar un estado de absoluta esquizofrenia!!

THE TAMMYS. "EGYPTIAN SHUMBA"

Con este trío de quinceañeras que quizás no pasen a los anales del rock, me he marcado varios golpes involutarios al entrar en estado de absoluto desenfreno y frenesí. La cancioncita, de 1963, muestra a tres adolescentes en el despegue de su sexualidad juvenil, explotando en los oídos del oyente como un cóctel bien cargadito de ritmo circense, "egyptian style", con una letra de los más absurda que cobra su sentido en esa atmósfera tan petarda, rozando lo punk, que puede llegarse a degustar en el paladar, como si de una miel prohibida se tratase. Los coros, progresivamente, van alcanzando el éxtasis sensorial hasta llegar a parecer auténticos orgasmos animales de sedientas púberes en una sociedad tan repipi y recelosa de los años 60. De hecho, este tema es todo un clásico de culto, y los críticos coinciden en señalar las voces de las jóvenes como "hienas sexuales". ¡Todo gracias al genio de mi adorado Lou Christie!



REPARATA. "SHOES"

Reparata fue la vocalista de un grupo de culto a finales de los 60 que versionaba (de una forma un tanto mediocre la mayoría de las veces) a los grandes girl-groups y bandas de la psicodelia de finales de los 60. En su haber cuentan con una interesante discografía en lo que se refiere a temas propios, sencillos y fresquitos en su mayoría. Este grupo eran las Delrons. Tras la separación de su vocalista y la adopción del nombre Reparata por parte de una de las antiguas coristas, la auténtica "Reparata" volvió para reclamar su autenticidad y, firmando un pequeño contrato discográfico, vuelve a los escenarios junto con sus otras compañeras. Eso sí, totalmente subordinadas a ella, que para eso era la estrella. "Shoes" es el mejor tema de su carrera. TODO UN PELOTAZO en cuanto arreglos. En su empeño por recrear la atmósfera de una boda griega (que parece ser que de eso trata la canción, simplemente de una boda), los arreglistas trabajaron en crear una de las mejores piezas de la psicodelia que se hayan creado jamás, hasta el punto de volverte un jodido adicto a sus inmejorables solos de cuerda, sus coros fantasmales y la voz de una Reparata madura que demuestra no ser una groupie más. Fenomenal. El éxtasis que me provoca esta canción no lo he podido volver a saborear jamás de la misma forma. Es como si todos mis sentidos me hicieran volar quilómetros sobre la tierra, y es que el despegue de progresión que experimentas con el sonido es, en una palabra, BRU-TAL. La canción ha quedado limitada a pequeños círculos de coleccionistas y al deleite de especímenes melómanos como un servidor.



NICKI MINAJ. "ROMAN HOLIDAY"

Declaro Roman Holiday como la canción más Inmundicia Pérez del mundo. Y la causante TODOS mis problemas de identidad y personalidad. ¡Y si es tan divertido tener tales problemas mentales es gracias a esta hilarante y surrealista pieza que hace honor a las grandes paranoias de nuestra cultura tales como "The Phantom of the Paradise", de Brian de Palma o la mismísima "Showgirls"!. Nicki desdobla su identidad en varios alter egos, por un lado, la madre de su Roman, por otro, el mismo Roman. Según lo interpreto, la madre de Roman quiere que su hijo cure su homosexualidad. Y es que al parecer, Roman está poseído por la perra intrusa de Nicki Minaj, causa de su orientación sexual. Y es que tal paranoia no podría llevarse a cabo si no fuera por una canción tan sumamente impactante, rayante y explícita como "Roman Holiday". Su actuación en la gala de los Grammys supuso todo un "WTF?" en medio de una recatada ceremonia llena de homenajes un tanto aburridos al inolvidable genio del country Glenn Campbell. Como siempre, Nicki Minaj causa polémica, esta vez con cierto sentido y complejidad argumental (frente a otras wannabes de Madonna  cuya personalidad bizarra viene dada por los directivos publicitarios de su discográfica). Yo, con este tema, pierdo toda mi sensatez, mi orientación espacial y mi propia identidad. Y es que cuando todos tus alter egos se pelean por salir a la luz a la misma vez, no sabes qué hacer y el resultado acaba por explotarte en la cara. Por cierto "Pink Friday: Roman Reloaded" es un disco que, a medida que voy descubirendo, me supone una de los mejores discos pop que he escuchado, a pesar de las estúpidas críticas que se puede haber llevado... ¿en serio un disco tan complejo como este puede valorarse a partir de una sola escucha? ¡En serio, se necesitan por lo menos 20!