jueves, 22 de septiembre de 2011

MOMENTOS DUSTY


Adoro los momentos Dusty, son momentos en los que la calma y la serenidad te invaden el espíritu sean cual sean las circunstancias que te rodean, como si te susurrara al oído y sintieras un soplo de aire cálido que te aleja de todo tormento mundano para centrarte en tus sensaciones, tus contradicciones, los lastres que te impiden ser feliz... para, simplemente, sentirte a gusto con ellos.

I JUST DON'T KNOW WITH MYSELF: A veces no sé que hacer conmigo mismo, todo sale mal, sientes que falta un 50% de tu ser. Da igual. Nadie se enterará. Cantar esta canción al amor perdido, a las consecuencias de una tormenta, al vacío que todos sentimos... es un gran remedio para llenarlo. Dusty, voz de terciopelo blanco sobre fondo negro es la digna intérprete para este tema del EXCELENTE dúo que forman mis idolatrados genios Burt Bacharach y Hal David.

STAY AWHILE: Posiblemente una de mis canciones favoritas, que más me han marcado y que más retumban en mi pecho cada vez que comienza a sonar con sus campanas y su potente percusión. El vídeo, para mí perfecto, y no sólo por la estética, maquillaje en los ojos y supermoño incluido tan característicos de miss Springfield, también por la atmósfera de alegría que impregna a todo y sus descontroladas bailarinas que bailan simpaticuelas. Flipante.

THE WINDMILLS OF YOUR MIND: Escuchar este tema sin estremecerse es algo prácticamente imposible. Una versión del clásico sesentero que consigue erizarte la piel y remover algo en el interior de uno. Para mí, su mejor interpretación, la mejor muestra de su versatilidad y de por qué es una de las mejores voces del siglo XX.

YESTERDAY WHEN I WAS YOUNG: Adoro todas las versiones de esta canción, todas de enormes intérpretes de la talla del mismísimo Elvis. Sin embargo, oírla en la voz de Dusty a veces me resulta imposible de terminar debido al torrente de emociones que nos lanza. "See all her faces" es para mí la madurez personal de la cantante (tomando el disco "Memphis" como su madurez profesional), una mujer en todo su esplendor.

WILL YOU STILL LOVE ME TOMORROW?: ¿Cómo es posible estar a la altura de una canción TAN sumamente redonda como el que interpretaron las Shirelles con sus cálidas voces a principios de los 60?. Difícil reto que la británica más soul de todas consiguió con creces. El álbum de debut de Dusty estaba repleto de versiones de sus ídolos e influencias musicales. Lo más curioso es que ninguna desentona, todas tienen un ritmo nuevo e irresistible que hace parecer que estás escuchando un nuevo tema por primera vez. 

Estos han sido algunos de los momentos Dusty que me han sumergido en un corto pero entrañable viaje al son de una celestial voz que colma momentos cargados de diferentes emociones... momentos perfectos en sí mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario