miércoles, 18 de julio de 2012

DESENTRAÑANDO GIRLSTOWN. Bienvenidos a mi fantasmal mundo.

¿Alguien sabe captar la fantasmal belleza camp de esta imagen?

Buenas tardes, queridos perdedores.

Hoy tengo la necesidad de hablar del que se ha convertido en mi recopilatorio preferido de canciones. Vamos, un disco que es mucho más que música para mí. No por precisamente la calidad, sino por lo que representa en conjunto.

Anoche volví a ponerme la película basada en el maravilloso "Ghost World". Cada vez que la veo me siento más identificado con sus personajes. Con Enid, con Rebeca, ¡¡con Seymour!! Oh, Seymour. Apuesto héroe perdedor de perdedores, para mí representas mi modelo a seguir. ¡La antítesis de todos los gilipollas que abundan el mundo como moscas!


Dios, me arrepiento tanto de haber perdido cuatro años de mi vida en esa carrera tan imbécil. Y no lo digo por menospreciar a nadie. Pero, joder, no creo haber terminado de encajar, ni haber aprendido demasiado de esas clases. Adoro el cine en cualquiera de sus formas, pero ODIO que me impongan ver una película como si ésta fuera la mejor del mundo. Aunque lo peor es la gente que se traga ese cuento y se siente más segura con su audiovisual espíritu si acaba por tragársela por muy pesada que le parezca. Sí. Por mucho que lo he intentado nunca he sentido que estaba donde tenía que estar.

Si bien me he encontrado con algunas Melorras que son de lo mejor que hay en audiovisuales y en todo el universo, también me he encontrado con buenas dosis de estupidez. Estupidez en primer grado. Letal estupidez, que te cebas a la hora de repartirte por la población. Tampoco han faltado buenas dosis de imbéciles pseudobohemios que se creen chupiguays por meterla dos veces por semana y ser aspìrantes a estrellitas de hollywood. Otra clase de imbéciles son los cinéfilos sofisticados y parasitarios con aspiraciones a ser una Melorra más en mi vida... ¡¡nunca podrás ser una de mis queridas Melorras/alcahuetillas con esa arrogancia y ese orgullo que desprende tu papada! ¡Os odio!

Pero bueno, también me ha caído alguna que otra Enid (¡bien!)... Aunque he echado en falta conocer a mi Seymour particular, por lo que me consuela haberme conocido a mí mismo y ver que no me queda tanto para formar parte de esa clase de absolutos perdedores.

¡¡¡¡Nuestro héroe!!!!

Es ahí donde me refiero a que este disco es mucho más que música para mí. Se podría decir que es un tracklist de toda mi vida. Se trata de un CD que conseguí descargar de un magnífico blog hoy inexistente. Un CD que hará las delicias de los amantes del Northern Soul, de los freaks de la cultura camp, y quién sabe si de mis amados losers que habitan en insospechados rincones de ciudades a las que nadie echaría de menos si desaparecieran del mapa. Y es que las deidades que conforman los tracks de esta maravilla no son más que girlsbands que aspiraron a una gran carrera musical allá por inicios de los 60. Los temas no tienen mucho de especial en su mayoría, pero TODOS ellos recrean una atmósfera en torno al amor de lo más intrgante, melancólica y oscura... y, sobre todo, fantasmal. La mayoría de voces son ecos de un tiempo pasado del que sobreviven solamente la memoria de aquellas leyendas del rock, excluyendo por inercia todos aquellas bandas locales de instituto que, con ilusión, cantaban sus pequeños dramas sentimentales de juventud bajo unos acordes imperfectos, sucios, de estridentes baterías, de chirriantes y repetitivos coros y de melodías muchas veces imposibles, demasiado tópicas o difícil de escuchar. Tal puzzle de remotas imperfecciones forma 23 estampas fantasmales que se han visto la luz en contadas ocasiones y que han quedado como la cara oculta del rock-and-roll. Las chicas son del todo desconocidas en su mayoría, causa por la que he hecho un gran trabajo de investigación, ya que algunas de ellas me fascinan hasta la saciedad. Aunque, curiosamente, encontramos cantantes de cierto éxito como las Royalettes, cuyo sonido elegante y sofisticado les valió un par de éxitos en el mercado estadounidense ("It's gonna take a miracle" es ÉXTASIS PURO!!), las Gems, cuya integrante más famosa en los coros se convertiría en una de las mayores personalidades influyentes del soul como lo fue Minnie Riperton ("Loooovin youuuu is easy cause you're beautiful") y, la guinda del pastel... ¡¡¡la mismísima BRENDA LEE!!! Vamos, la princesa del pop de aquellos años. Curiosamente, en el cartel aparece como una de las últimas... sin mencionarse a estas dos anteriores... eso me da una pista de que el público objetivo al que se dirije este disco son auténticos coleccionistas que no tienen otra cosa que hacer que obsesionarse con girl-groups raros (¡¡¡¡MIS ALMAS GEMELAS!!!). Empecemos a desentrañar sus tesoros...




1. "Look what I've got", de Gerri Thomas: DELICIOSO comienzo. Ideal para amenizar un mediodía o un crepúsculo en tu coche mientras suena en un radiocastte. Una de esas canciones que parecen haber estado siempre presente en mi memoria. El sonido de sirena de barco para marcar melodías me ha dado muchas ideas y los violines acompañando a esa melodía tan marcadamente R&B me EN-CAN-TAN!!!

2. "I don't deserve a boy like you", de Barbara English.... y aquí una de mis canciones favoritas de la historia. El sonido de unos teclados pasadísimos de rosca acompañado de unos escalofriantes coros dan paso a una voz sensual. Un sonido tan viejo como entrañable, que despierta en mí el anhelo de una mitad que satisfaga mi instinto de perderme para poder vivir juntos una aventura por alguna carretera nocturna de Detroit.


3. "Ole Father Time", de Millie Foster... la serie J de Dee Dee Sharp, que a su vez era la serie B de Little Eva... pero igualmente entrañable en esta pieza que parece una mezcla entre un rock 'n roll y un mashed potatoe. Buen provecho.

4. "Don't talk to me about love", Joan Regan. Yo la llamo "mediodía en Knoxville" por ese sonido tan machacón propio de una gasolinera del medio oeste americano. Un verdadero descubrimiento de estructura irregular, ritmo canónico y letra de lo más simplona. Joan Regan fue una gran baladista en su época. Personaje de culto a reivindicar.


5 y 6. "You must be doing something right", de Gerri Granger y "Let go of my heart" de Demetriss Trap. La primera es toda una señora canción de soul y la segunda, con esos coros tan directos "let go, let go..." podría cansar a cualquiera, pero a mí me han hecho bailar como un cosaco por la rambla que hay al lado de mi casa.

7. "I don't wanna be the one", de The Royalettes. El sonido elegante de estas chicas en su máximo esplendor. Uno de sus poquitos éxitos reconocidos con una estructura progresiva... como se estuviera dándote un baño de oro en su exquisitez. La joya del disco.



8. "I can't help myself", de The Gems. Otra joyita d eun grupo que hubiera caído 100% al olvido de no ser por su corista, Minnie Riperton. La canción tiene un estribillo de soul y R&B machacones, pero en cuanto te acostumbras a esos arreglos y a esa estructura tan sinsentido te enganchas fijo (aunque lo más seguro es que pases y no te vuelva a sonar jamás).

09 - Eloise - "You Should'a Treated Me Right" Un rock and roll para levantarnos los ánimos. Poco sofisticado pero muy divertido.

10 - Rickie Page - "I Cry Inside"  Balada de lo más cuca e intrascendente. ¡No podemos dejarla pasar! La podría haber cantado Brenda Lee, y la verdad es que la melodía es muy bonita,

11 - The Rouzan Sisters - "Dance Every Dance" Una canción de girl-group puramente pop que parece ser una de las más antiguas por el sonido y la estructura. Muy animada. Merece la pena ser rescatada. Canciones cantadas con picardía y un ritmo animadete nunca pueden faltar en la colección de un buen friki.

12 - Clara Wilson - "My Guy" Conocida canción a la voz de Mary Wells. La verdad es que esta versión ni se le puede comparar, pero el caso es que una de las mejores canciones de la historia cantadas por una voz de color similar siempre viene muy bien para que el disco no decaiga, una de las que más pongo, vamos.


13 - The Mirettes - "Ain't You Trying To Cross Over" Otra balada de R&B de lo más machacón, difícil y repetitivo... soul puro y duro con la dulzura que le caracteriza.

14 - Janice Christian - "Just A Bad Thing" Pequeño conflicto moral hecho canción. Uno de los coros más pegadizos. La voz de Janice se conjuga perfectamente con los coristas y crea una atmósfera sensacional. A destacar el piano, que le da elegancia al conjunto.


15 - Goldie Coates - "Fisherman" El pop en pañales, con una estructura canónica pero efectiva. Esta canción está hecha para bailar y divertirse. Una de las mejores del disco, aunque el inglés de los coros ni lo entiendo.


16 - Linda Carr - "Sweet Talk" La picarona de la Linda Carr canta una canción con base simple y con coros insoportables que repiten como un papagayo todo lo que dice.... ¿¿¿¿ALGUIEN DA MÁS????

17 - The V.I.P.'s - "You Pulled A Fast One" Una balada más, hecha para rellenar cualquier box set, como la anterior y seguramente como la siguiente. Pero el solo de los coros en las estrofas es cuanto menos escalofriante, como de gasolinera/club de carretera de mala muerte. ¿Quién se apunta a la aventura?


18 - Connie Questell - "Tell Me What To Do" De nuevo otra balada esta vez algo más lineal y sin demasiado sobresaltos más de los que cabe esperar en una canción soul tradicional. ¡¡Qué bonito es este sonido en su completa pureza!!

19 - Jean Thomas - "The Boy That I Want Doesn't Want Me" Triángulo amoroso de lo más estupido pero, sim embargo, resultón. La chica esta, una aspirante a Britney Spears de los 60, pero con encanto y sin mamarracherío. Esta es de las que suelo pasar a pesar de ser tan directa y redonda, pues es de las que entran más fácil.

20 - Clara Wilson - "Don't Say Nothin' Bad" Clara Wilson se cuela de nuevo para interpretar un medio tiempo para bailar agarradito a tu pareja, de forma sensual y en pleno atardecer en algún callejón de la ciudad.

21 - Brenda Lee - "Where's The Melody" BELLEZA INSUPERABLE. Lloro. Lloro. Lloro con esta canción. Una de mis favoritas de la carrera de Brenda y una de las menos conocidas. Su amargura por el paso del tiempo permanece intacta con el paso de los años, incluso mejora, ya que cuando vas creciendo comprendes cada vez más el significado de la canción. Atmósfera melancólica y balada POP PERFECTA.


22 - Betty Renne - "Bye Bye Baby" Nos acercamos al final del recorrido por Girstown y esta chica, con complejo de Millie Small nos canta con una voz de lo más chillona y desagradable una canción hecha para llenar la pista. Hoy día más que pista, está hecha para rellenar este recopilatorio antes de acercarnos a su canto de cisne. ¿No es maravilloso que existan canciones así de intrascendentes?

23 - Carol & Gerri - "How Can I Ever Find A Way" La tarde cae poco a poco en la ciudad... y mi alma, taciturna y perdida, no encuentra su sitio. Como Enid de Ghost World, quizá coja un autobñus hacia la nada, o quizá no. ¿La canción? No hay más que escucharla para comprender este sentimiento de soledad que anida en mí. No podría explicar con palabras todo lo que significa para mí este tema. La procedencia de las chicas se desconoce y de la canción sabemos que el grupo The Fith State toca de fondo. No sólo el mejor tema de todos, que se ha convertido en un auténtico tema de culto en muchos foros, sino el que da sentido a mi búsqueda personal... llámala Girlstown.




2 comentarios:

  1. La serie B musical siempre será un inexplorado mundo en el que adentrarse, eso sí con consecuencias de lo más variopintas.

    ResponderEliminar