domingo, 17 de mayo de 2015

ROCK AND ROLL Y LA ENERGÍA SEXUAL

¿Qué es lo que tiene esta canción para ser una de las grandes canciones del rock and roll, pese a todos los géneros que representa, así como las siguientes que expondré como ejemplos?

   


 1. Energía sexual: ¿Qué es un ser humano desposeído de su energía sexual? Un autómata sin ganas de vivir, que enciende su radio en el coche escuchando el hit de turno, pone su tele para indignarse y quejarse, compra su porno para desahogarse y engulle su bolsa de patatas con lágrimas de pimienta. ¿Por qué nos empeñamos en anular nuestra energía bajo una supuesta liberalidad sexual, que lo único que hace es ensanchar egos y reducir el espíritu? ¿Por qué no la usamos para hacerle el amor a la vida? ¿Por qué matamos la curiosidad desde que somos pequeños?




 El rock and roll, esa fuente inagotable de energía que sólo tiene una finalidad: la expresión sexual, las gónadas (o bien cojones hernandianos) del alma, el eterno femenino expresado en desgarro masculino. De ahí nace el talento, cuya fuente viene del puro deseo sexual. Y toda nuestra riqueza irracional, absurda, divina.








2. Rebeldía: Sentido del humor, gallardía, sinceridad desenfrenada o ambigüedad socarrona, un poso de ingenuidad, otro de desengaño. Esos son los elementos químicos del polvo estelar. Pero ¿qué nos encontramos hoy? La impostura se ha convertido en un objeto de márketing (vean a Melendi manifestándose políticamente) y, por tanto, en lo que llamamos postureo. ¿Por qué matamos la naturalidad para parecernos al del al lado? ¿Por qué cojones tengo que parecerme a ninguna estrellita del rock si la verdadera rebeldía está en no parecerme a nadie? Pues eso es lo que hacen los grandes: son ellos mismos, con sus virtudes y sus defectos y lo exponen con orgullo, ironía y desvergüenza. Abrirse en canal para celebrar las diferencias, con toda la inocencia de un niño y toda la belleza de la vida.





3. Sentimiento telúrico: Aquí se pone de manifiesto la particularidad de cada ejecutor, de la profundidad de su alma. De su entorno, su niñez, su raza, sus raíces, su ciudad, su tierra, sus errores, sus tormentos, sus ídolos... vida bohemia itinerante o mero fulgor regional, con principios o sin ellos. Todos los rasgos oscuros de cada individuo, que son todo lo que nos une a la tierra.

 



 Ahora que me digan que Lola Flores no es rock and roll. Pues como los mejores, oye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario